Private hell

El infierno no es lo suficientemente caliente. Pero eso es lo que ellos dicen.

Me callo. Escucho. Y eso que soy de los que no cierran fácilmente la boca.

Cinco mil kilómetros hacia las profundidades de la Tierra, con los labios sepultados por el peso del planeta.

Me encantaría traer de vuelta cristalería de hierro, pero en el núcleo todo se hace tan pesado...

Me callo. Ya no escucho.

Creo que una vez que estás aquí, no es posible regresar del infierno.

0 notas:

Publicar un comentario