Mi ni-cuento de hadas

Había una vez un lugar, donde las historias se escribían en pequeños fragmentos. Para que los sucesos fuesen más importantes que el orden en que sucedieron.

Y si tenía lugar una nueva aventura, no quedase al final como en los libros de cuentos.

0 notas:

Publicar un comentario