Prosodia

Mantener el cuerpo en el aire con las manos adheridas a cualquier superficie. Levitar sobre el agua. Esbozar auriculares mientras hablas.

No importa lo que dices. Sino cómo lo dices. Podrías hablar en sentido figurado todo el tiempo. Y estar consciente del efecto que logra la pronunciación en la transmisión del mensaje.

Conocer al receptor para que cada nota se ajuste armónicamente al contenido de lo que desea escuchar la audiencia.

Los oradores son la industria. Los que escuchan, el mercado.

2 notas:

TheBlueCrusader dijo...

Sí, y también llega un momento en que el emisor implanta deseos en la audencia :(

Alejandro Cuba Ruiz dijo...

That's the point ;)

Publicar un comentario