Matar a Dios

Se condena a Dios a morir fusilado a las 6:30 horas del 17 de enero de 1918. La sentencia no deja lugar para aplazamientos o apelaciones.

0 notas:

Publicar un comentario