Necrofilia

Si falleces masturbándote, recorre el aliento que desprenden las encías antes de saborear tu lengua muerta. Frota tus pezones verde oscuros. Y la flacidez de ambas nalgas mortecinas antes de que pierdas completamente las fuerzas.

0 notas:

Publicar un comentario