Deportes extremos

Pocas moscas domésticas vuelan hasta el kilómetro y medio de altura sobre el terreno.

Para dar vueltas ascendentes sobre el contorno gris de las calles. Aguardar la sensación de aleteo entrecortado. Y caer en picada hacia el lodazal de una azotea o el parabrisas de un auto.

0 notas:

Publicar un comentario