Embrutecimiento artificial

Hasta que no dotemos a las máquinas de algo similar a lo que nos fue concedido, ninguna pieza de software nos lo agradecerá.

No porque hayamos hecho todo mal hasta ahora. Es que con simples encadenamientos de reglas y una heurística ligera, ningún sistema podrá despertar.

0 notas:

Publicar un comentario