Biohackers

La Apple de los organismos genéticamente modificados debe estar gestándose en uno de esos garages convertidos en laboratorios, no lejos del Biogenica Valley del futuro.

Los minicervatillos rosa de pespuntes fluorescentes tienen el potencial de inundar el mercado. ¿Quién no desea un Stich de mascota, un mono de tres cabezas o un velocirráptor?

A los seres de ficción no les queda mucho por brincar hacia este lado del imaginario. Donde se puede vomitar ciertos ácidos, respirar monóxidos e infestar de vez en cuando a algún que otro ser humano.

0 notas:

Publicar un comentario