Cuando seamos adultos

Nuestra peor pesadilla la tendremos con los ojos bien abiertos. Frente a unos de esos videojuegos de los que no puedes escapar hasta que finalices el nivel.

Aunque gires la cabeza y retuerzas todo el cuerpo.

0 notas:

Publicar un comentario