Tatá

Mi abuela sufrió la Guerra Civil Española, para de casualidad no sentir los horrores de la siguiente Gran Guerra sobre el resto de Europa.

En 1948 una parte de la familia zarpó hacia Cuba para poder subsistir. Y luego de tanta historia omitida, en la madrugada del pasado miércoles padeció una isquemia transitoria que condujo a un infarto cerebral.

En este momento, casi todas las células de la parte derecha de su cerebro se encuentran muertas. Pero mi abuela ya está resolviendo crucigramas. Alternando las lecturas con tantos sinónimos, que maneja el texto con la facilidad de quien se dedica a soñar palabras despierto.

Hoy sólo muestra un par de síntomas secundarios, como si antes del fallo hubiese efectuado copias de seguridad hacia la izquierda creativa de su cerebro de 87 años.

6 notas:

Sol dijo...

Wow!! Tu abuelita tiene una salud muy fuerte!!
Me alegro mucho que se haya recuperado tan bien...y rapido.

Las abuelas son seres especiales...
En una semana salgo para Cuba a recoger la mia!!!

Boris dijo...

Debes sentarte a su diestra y quererla. Luego no tendrá problema alguno para ser feliz. Y si puedes, consíguele un Scrabble.
Este es un bello post, mi hermano.

ZorphDark dijo...

Gracias a los dos por sus palabras. Me parece que la semana que viene podré verlos a ambos. Happy.

Sol dijo...

Y nos vimos!! Qu ebueno poder conocerlos, a ti y a Aylinita, de verdad!!
Ya Tata esta del todo bien?

ZorphDark dijo...

Ya está mucho mejor. Se ha recuperado tanto que parece que le han cambiado las piezas.

ZorphDark dijo...

Hoy por la madrugada mi Tatá falleció. Me siento demasiado triste. Que en paz descanse.

Publicar un comentario