Linde

Cuando te crías del otro lado del muro, la necesidad de curiosear por las afueras se vuelve insoportable.

0 notas:

Publicar un comentario