Adiós a las piedras

De existir una línea de tiempo donde persiste el papel, y otra en la que desplazo con la vista el contenido de una lámina electrónica... ya saben dónde encontrarme.

0 notas:

Publicar un comentario