7 años de mala suerte

La complejidad de simular reflejos lo condenó a pulir cristales durante lo que podía haber sido la mejor parte de su vida.

0 notas:

Publicar un comentario