Daguerrotipo

Sobre una placa marchita descansan sus restos: entre la niebla amarilla de los bordes y la impresión desecada de su rostro.

Allí yace el innombrable; el de semblante anónimo. En un latón de desechos, antes de ser devorado por el óxido del viento.

1 notas:

Ricardo L. dijo...

propongo montar una campanna para reunir todas esas fotos viejas y donarlas a los mas necesitados---darselas a los replicantes, que las necesitan para rodearse de algo que les de aunque sea la sensacion de una familia....

Publicar un comentario