Venerar al BIOS

Antes me asustaban los sonidos extraños. Ahora son los chirridos de bips los que me dejan sin aliento.

0 notas:

Publicar un comentario