MundoPropio™

Sumergirse en mundos alternos es divertido. Pero contribuir al desarrollo de entornos virtuales nos eleva a la categoría de Dios.

0 notas:

Publicar un comentario