Espectro

En el silencio ella sólo podía comunicarse con él. Pero un día él decidió respirar al aire libre, donde silban los árboles y le salen ramas a los peces.

Recobró el sentido de la vida. Y su fallecida murió para siempre.

0 notas:

Publicar un comentario