Varios años después

Hara se siente orgullosa. Es la primera mujer que fecunda sin deficiencias genéticas.

No tendrá que someter el feto a correcciones- aclaran los doctores.

Pronto los medios conocerán la noticia. Hara inventa una excusa, deja en el asiento su móvil y piensa seriamente en escapar.

0 notas:

Publicar un comentario