Epopeya de un relato

Refugiado en el olor de los fragmentos, se desliza hacia la página siguiente de su libro de historia. Del otro lado del papel relee citas y textos. Luego llora de emoción, allá lejos en su cuarto.

En la noche cierra el libro, pues al otro día habrá una mañana sin sudor, cicatrices, ni detalles.

Y en el parque los héroes, incrustados en la loza con sus túnicas de mármol.

0 notas:

Publicar un comentario