e-volucionando

Iniciamos el proceso de transhumanización quizás sin darnos cuenta. Zapatos, espejuelos y bastones del pasado se entremezclan con una nueva gama de aditamentos.

En ocasiones hemos soñado con correr más lejos y ver más de prisa. Aunque protegiendo ciertos órganos y reemplazando los restantes, es probable que algún nietecillo del futuro nos regale conflictos más intensos que los que provocamos hoy con gadgets y piercings a nuestros padres.

2 notas:

espaciodeelaine dijo...

A veces uno anda tan ocupado mirando el cielo que no percibe lo que hay en el suelo. Algo así dijo el baboso y nunca bien ponderado Ricardo Arjona; pero tuvo razón -no dudo que lo haya copiado de Sabina-. Has venido a salvar mis sábados y mis domingos con post como estos...
Saludos y una suerte tenerte en BC
Ele

Boris dijo...

Las rebeldías de antaño se han reducido a tontas perplejidades paternas ante la "audacia" del disfraz de sus hijos.

Publicar un comentario