Un ligero retardo

Bajo el título "Las enmiendas sobre Cuba aprobadas en EE.UU", el diario Granma publica un artículo sobre lo acontecido 12 días atrás.

Hace tiempo lo esperaba. No para enterarme de lo sucedido, sino para que muchos cubanos que carecen de acceso a Internet conocieran algo acerca del pequeño, pero importante paso en la política de los Estados Unidos hacia Cuba.

Ya es tarde y acabo de regresar de la Universidad. Los amigos que conocían la noticia poco comentan de ello. Debates al respecto sucedieron hace casi quince días.

En la edición de hoy, el Granma concluye que "la aprobación de las enmiendas sobre Cuba mantienen el bloqueo en pie", sin describir el suceso desde una perspectiva positiva. El hecho de que represente "un primer revés para la mafia anticubana y sus representantes en el Congreso" parece ser el factor de impacto.

Recuerdo como a mediados de junio de 2004 no cabía espacio para poner nada más en portada que no fuesen ardientes críticas -con toda razón- hacia las absurdas medidas anunciadas por el entonces presidente. El Granma publica hoy con retraso su anulación en la quinta página de su edición impresa. Juventud Rebelde se limita a reproducir la misma nota.

A raíz de lo acontecido, tal vez se disipe en la Ciudad de La Habana un cúmulo de inquietantes preocupaciones y esperanzas. Mientras tanto, mi acceso a Internet fluctúa con intermitencia desde hace un par de semanas.

Sólo espero no tener que enterarme de futuras novedades a través de la lenta asimilación de nuestros organismos oficiales de prensa. Quizás un día se nos venga abajo el Embargo a nosotros antes que a los puestos de la burocracia estatal. En sus manos estaría responder inteligentemente, pues se han encargado de beber nuestra miel durante 50 años.

1 notas:

Anónimo dijo...

El gobierno cubano administra la información que le da a los cubanos a través de sus medios de comunicación con sumo cuidado.

No se puede contar todo lo que sucede, sino solo los acontecimientos que le convienen al gobierno.

Esta labor se ve facilitada porque el gobierno cubano tiene el monopolio de los medios de comunicación en Cuba. Sin embargo, el control no es total porque existen otras vias de información y la gente se termina enterando de las cosas.

Por eso, llegó un momento en que los medios de comunicación cubanos no tuvieron más remedio que informar de la caída del campo socialista en Europa.

Ahora nos encontramos con el fenómeno de internet, y cualquier persona con una conexión a la red se puede enterar de lo que sucede en el mundo.

Eso es algo completamente nuevo.

Llegará un momento en que, si los medios de comunicación del gobierno cubano no informan de todo, los cubanos optarán por informarse exclusivamente a través de internet.

Gabriel

Publicar un comentario