Jugando con la vida

Si los patrones de unos y ceros son "similares" a los patrones de las vidas y muertes humanas, si todo un individuo pudiera ser representado en un ordenador mediante una larga cadena de unos y ceros, ¿qué tipo de criatura sería la que representaría una larga cadena de vidas y muertes?

Este curioso acertijo publicado por los amigos del blog Microsiervos hace pocos días, llamó demasiado mi atención.

Y por supuesto, invertí casi un par de horas para pensar seriamente en ello, pues no siempre uno tiene la posibilidad de jugar con la vida.

Sin ser un demógrafo, comenzaron a aparecer miles de criaturas diferentes en mi mente. Lo más lógico es que esa cantidad correspondiese al promedio de los índices de natalidad y mortalidad de cada uno de los asentamientos humanos. Pero como sólo tenía una vaga idea de todo ese embrollo, comencé a buscar en Wikipedia para intentar el esbozo de una sola criatura virtual: aquella que podría haber evolucionado a lo largo de la historia de la humanidad, cumpliendo con el anterior enunciado de Pynchon.

Antes del año 10 000 a.n.e., la criatura crecía demasiado lento. Hubiésemos necesitado comparar los registros de varios observadores a través de decenas de miles de años para apreciar cambios significativos en sus dimensiones. Con el probable equilibrio entre los elevados índices de natalidad y mortalidad, la entropía de la criatura debería haber alcazado su máximo nivel durante aquel período.

La migración hacia otros hábitats, más el desarrollo de las técnicas de la agricultura de las etapas posteriores, propiciaron un ligero incremento de la natalidad. En otras palabras: aumentó la presencia de 1 en el código de la criatura.

En el gráfico se puede apreciar una curva que traza la estimación del crecimiento de la población mundial a partir del 10 000 a.n.e. hasta nuestros días.

Vale aclarar que incluso los índices más actuales son sólo aproximaciones. No obstante, basta para exponer que en los últimos 3 mil años la evolución de la criatura ha desfavorecido a los dígitos con valor 0.

Las causa son ampliamente conocidas. La Revolución Industrial destaca su papel gracias a la implementación de nuevas tecnologías en casi todas las esferas de la producción. Esto ha permitido no dar al traste con el temido fenómeno de la superpoblación -al menos en la mayor parte de las regiones habitables.

¿Y a qué se debe el sobredimensionamiento tan vertiginoso de este bicharraco? El desarrollo de la medicina como ciencia tiene que ver mucho con ello, pues no sólo ha permitido alargar la expectativa de vida de los seres humanos (y de otras especies, lo cual no viene tanto al caso). Podría considerarse la reducción hasta niveles mínimos de la mortalidad infantil como el mayor catalizador de 1 en su código interno.

Por cierto, la concepción de la criatura es sólo una burda hipótesis, pues habría que diseñar un conjunto de estructura de datos capaces de obtener información de la enorme secuencia de datos (que, además, alteraría su estado con cada nacimiento y muerte en el MundoReal™). Todo ello para lograr una entidad virtual que pudiera representar gráficamente los datos de un modo comprensible por aquellos humanos a los que no les interesaría mucho interpretar un código escrito en binario.

Y para concluir el experimento, me gustaría que se dotara a esa criatura de cierta inteligencia artificial. Al menos la indispensable para que emitiese algún criterio sobre nuestra especie. Tal vez nos serviría para algo... o para cuestionarnos sobre nosotros mismos.

El problema es hacer comprensible la idea a los grandes decisores. La historia se ha encargado de que sean ellos los únicos que puedan ejecutar decisiones respecto al crecimiento de esa criatura, que ya se torna una bestia.

De acuerdo a la Oficina del Censo de los EE.UU. ya éramos 6,748,200,160 poco antes de que este artículo se publicara, y probablemente alcancemos la cifra de 9 mil millones para el año 2042. Una razón más para ocuparnos en hacerlos comprender de que hay cosas más necesarias en qué invertir esas grandes sumas de dinero destinadas a las cruzadas "contra el terrorismo" y "en favor de la democracia".

Esperemos que la especie humana sea lo suficientemente perspicaz como para no obtener un triste Game over en la vida real.

3 notas:

ZorphDark dijo...

Por si cabe alguna duda, se teoriza acerca de una criatura dinámica, no de una que almacena código residual. Pues de ser así, debería acumular toda la información de las personas que han vivido, valor que se calcula entre 90 y 110 millones de seres humanos. Claro está, con los consiguientes errores estadísticos y la incertidumbre de a partir de cuáles generaciones se pueden considerar a los seres como humanos.

La criatura citada debe actualizar constantemente su morfología respecto a nuevos nacimientos y muertes, como ya había comentado. Un importante detalle es que esa constante debe estar dada por un intervalo de tiempo considerable grande para que el código de la criatura no esté compuesto por un único bit (0 o 1).

TheBlueCrusader dijo...

Está de lo más interesante la analogía. De hecho me has recordado que tengo que hacer un post con la analogía entre las máquinas y los seres humanos.

ZorphDark dijo...

Máquinas y seres humanos... en cuanto lo tengas listo te invito a hipervincularlo de forma cruzada con un nuevo post que tengo entre manos.

Publicar un comentario